¿Qué es un divorcio contencioso? ¿Qué se diferencia con el de mutuo acuerdo?

¿Qué es un divorcio contencioso? ¿Qué se diferencia con el de mutuo acuerdo?

Divorciarse o separarse puede ser un proceso muy doloroso y difícil para ambos cónyuges. Esta situación se debe deliberar profundamente antes de decidir tirar hacia adelante. Lo primero de todo es saber qué queremos realmente, por lo que vamos a hablar de qué es el divorcio contencioso y las diferencias que existen con el divorcio de mutuo acuerdo.

¿Qué es el divorcio contencioso?

Cuando no queda otro remedio y es imposible establecer un acuerdo entre los cónyuges se debe establecer un divorcio contencioso y acudir a los tribunales. En estos casos, cada representado necesita un abogado y un procurador diferente. Este procedimiento hará que sea más costoso y complicado y normalmente suele durar entre 6 a 7 meses dependiendo del Juzgado. 

El procedimiento judicial pondrá en conocimiento las versiones de los hechos y establecerá los efectos de la ruptura: las medidas adoptar en cuanto a:

  1. los hijos,
  2. La vivienda familiar,
  3. El patrimonio conjunto , y
  4. Las posibles pensiones económicas

Diferencia entre divorcio contencioso y de mutuo acuerdo

Como hemos dicho anteriormente, el divorcio contencioso es cuando los cónyuges no han llegado a un acuerdo y se necesita iniciar el proceso para que sea un juez quien decida los efectos de la ruptura de la pareja.

Por otro lado, tenemos el divorcio de mutuo acuerdo que se da cuando ambas partes han sido capaces de plasmar en un convenio regulador todas las medidas necesarias para regular la crisis matrimonial. Ambas partes pueden tener un solo abogado y procurador. Esto favorecerá a que el proceso sea más rápido y sencillo. 

Motivos por los cuáles puede ser un divorcio contencioso 

El divorcio contencioso puede llevarse por distintos motivos, pero los más comunes son:  

  • Uno de los cónyuges no quiere divorciarse
  • Discrepancia en cuanto al regimen de guarda y custodia de los hijos
  • Uno de los cónyuges se ve perjudicado a nivel económico por la separación 

Los trámites básicos en caso de divorcio 

Hay que decidir los aspectos básicos de la nueva organización familiar y contar con un abogado de familia. Entre los cuales destacamos los siguientes: 

¿A quién le corresponde una compensación económica?

Cuando una pareja se separa se tiene que tener en cuenta el régimen económico matrimonial estipulado en el artículo 231-10. Podemos decir que existen dos regímenes económicos principales, el régimen de gananciales y el de separación de bienes. Este último es el mayoritario en Cataluña. En cualquier caso, se tiene que estudiar la situación de los cónyuges para saber si a uno de ellos le corresponde una compensación económica. 

¿Quién se queda con el domicilio conyugal?

La mayoría de las familias tienen un único domicilio donde destinan gran parte de sus ingresos para pagar la hipoteca. Por lo tanto, no es de extrañar que cuando se separe una pareja tengan que establecer quién se queda el domicilio.

Es cierto que si se establece la custodia a favor de un progenitor, este será quien tendrá derecho al uso de la casa. Por el contrario, si se establece una custodia compartida, esta decisión dependerá de varios factores que varían según el caso. Algunos aspectos a tener en cuenta son: la titularidad de la vivienda,  las situaciones económicas y laborales de cada cónyuge 

¿Quién se encarga de la educación, la alimentación y el patrimonio de los hijos?

En caso de tener hijos en común es importante establecer un Plan de Paternidad conforme al art. 233-9 CCC. En este se establezca el reparto del tiempo de los hijos y los otros rasgos básicos de la potestad parental. Toda las decisiones se deben establecer en el Convenio regulador que tiene que presentarse al juzgado para que sea aprobada.

La potestad parental es el conjunto de derechos y obligaciones de los progenitores hacia los hijos que se ejerce sobre los menores de edad no emancipados y los  mayores de edad que han sido declarados incapaces. La patria potestad, no se ve afectada por el divorcio, ya que con independencia del tipo de guarda o custodia que se elija, única o compartida, ambos progenitores seguirán ostentando la plena potestad parental.

Por ende, la guarda y custodia es el tiempo que los hijos pasan en responsabilidad de una persona que puede ser establecida como compartida o individual y/o exclusiva. En estos casos, siempre hay que decidir según lo que sea más ardiente para los hijos.

¿Quién se encarga de los gastos de los hijos?

Para atender a las necesidades de los hijos hay que establecer la pensión de alimentos, un pago mensual de una cantidad de dinero que un progenitor hace al otro para que atienda a las necesidades del otro hijo. 

¿Necesitas un abogado para gestionar tu divorcio?

Escoger un buen abogado es elemental para que todo funcione correctamente. Además, debe ser especialista en derecho de familia y tener toda tu confianza. En Vives Bas analizamos la situación de cada uno y ofrecemos consejo para decidir la mejor opción: divorcio de mutuo acuerdo o contencioso. 

Como hemos visto los motivos que lleven a un procedimiento de divorcio contencioso son múltiples y variados, puesto que puede tratarse de una cuestión estrictamente económica, un desacuerdo en el ejercicio de la guarda de los hijos o el final de una convivencia muy desgastada. Pero en cualquier caso, es imprescindible el asesoramiento personalizado. Si quieres solucionar su situación, no lo dudes más y ponte en contacto con Vives Bas.